•  
  •  
 

Abstract

En los cuentos “Marina y su olor” y “La hebra rota” de Pez de vidrio (1996), Mayra Santos-Febres (Puerto Rico, 1966-) pone en tela de juicio la concepción falo y eurocéntrica del cuerpo. Por medio de la parodia de la literatura canónica y los modelos tradiciones del saber, la autora presenta el performance paródico de la mujer negra del Caribe hispano. En ambos cuentos, niñas enfrentan las incógnitas de la adolescencia. Las preocupaciones típicas de esta etapa de la vida relacionadas a la autoimagen y la sexualidad se complican en el contexto de la experiencia de jóvenes negras pobres. Afectadas por las desventajas económicas, el abuso doméstico, el acoso sexual y el racismo, las adolescentes de los cuentos intentan construir un espacio propio. Una lo logra al hacer acopio de sus fuerzas corporales de manera mágica mientras que la otra lo hace a través de las tecnologías de la belleza. Esta resemantización del cuerpo de la mujer negra en el período entre la infancia y la madurez implica una concepción del cuerpo como un conjunto intrincadamente unido de sistemas tanto biológicos como sociológicos, históricos y simbólicos que está fuertemente vinculado a una subjetividad nómada y una nueva visión del erotismo.

Share

COinS